Gran éxito de participación en la II Carrera de Escuelas de la Fundación Alberto Contador

7 octubre, 2018

Magnífica jornada de ciclismo en la matinal de este domingo con la celebración, en Pinto (Madrid), de la segunda edición de la Carrera de Escuelas de la Fundación Alberto Contador. Una segunda edición con un gran poder de convocatoria tanto para las diferentes pruebas formativas como también para las carreras populares con participantes no federados impulsadas en los prolegómenos para acercar la competición en bicicleta. En su conjunto, se han superado holgadamente los 300 participantes entre ambas vertientes, federadas y no federadas, con 231 corredores repartidos entre las categorías alevín, infantil, promoción y principiante y más de un centenar en las tres carreras populares celebradas en función de la distribución por edades.

En el circuito de la avenida de Juan Pablo II, en el corazón del barrio de la Tenería de la población madrileña, se han dado cita corredores de muchos puntos de la geografía española. Ciclistas procedentes de Galicia, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, además de diferentes escuelas de la Comunidad de Madrid. Pero también se ha contado con presencia internacional. Hasta trece corredores italianos han tomado parte en las diferentes pruebas de la mano de la nutrida representación de la Unione Ciclistica Costamasnaga.

La Unión Ciclista Coslada ha sido la gran dominadora de esta última prueba del calendario de escuelas de la Federación Madrileña. Entre otros resultados, Filippo Colella (U. C. Costamasnaga) y Carla Pablos (U. C. Coslada) fueron los triunfadores en Principantes; en Alevín, la primera plaza correspondió a Rubén Sánchez (U. C. Coslada) e Irene Moreno (U. C. Coslada); en la categoría Infantil se impusieron Jorge García (U. C. Fuenlabrada) y Celia Ramírez (U. C. Fuenlabrada).

“Ha sido una experiencia realmente muy buena. Son carreras distintas para nosotros por la forma de correr, por los desarrollos empleados,…  Pero para los chavales ha sido algo maravilloso. Nos compensa absolutamente hacer 1.600 kilómetros para estar aquí. Es nuestra guinda del pastel, un premio para los chicos. Venimos de vencer por tercer año seguido el campeonato italiano para escuelas. Estamos muy agradecidos a la Fundación por todas sus facilidades y su ayuda”, explica Antonio Usuelli, director de la Unione Ciclistica Costamasnaga.

“Es muy ilusionante ver a tantos niños de toda España, y también de fuera, en un día como éste. Muchos vienen desde muy lejos y me acuerdo de cuando yo empezaba. Muchas familias han hecho un importante esfuerzo económico, porque está el alojamiento, el desplazamiento… Sí quiero decirles a todos esos padres que cada kilómetro, cada esfuerzo que hacen, es una inversión en la educación de sus hijos. No creo que haya otro deporte como el ciclismo para educar a tus hijos en esos valores del compañerismo, el trabajo en equipo, la disciplina, el sacrificio… Como padre, padre reciente, firmaría que mi hijo se criara hasta los dieciocho años dentro de este mundo tan maravilloso”, explicaba Alberto Contador durante la ceremonia de premiación.

“Pero a los chavales sí quiero decirles que lo importante es disfrutar, independientemente de lo que hagas”, prosigue Contador. “Yo empecé tarde, relativamente tarde, en cadetes. No ganaba nada. Además, me descolgaba si venían dos curvas mal dadas… Y luego a la larga la cosa fue algo mejor. Ahora mismo se trata de que disfruten, de que se diviertan. Que salgan en bici si les apetece. Y si no, no. Ya llegará el momento de una disciplina mayor, si tiene que llegar. Y hay que aplicarse en los estudios. Todos los chicos que quieran entrar en los equipos de la Fundación tienen que saber que en el proceso de selección del campus es igual de importante el currículum académico que el deportivo”.

Esta segunda edición de la Carrera de Escuelas de la Fundación Alberto Contador hubiera sido imposible sin la colaboración del Ayuntamiento de Pinto, el Centro Comercial Plaza Éboli, la cadena de restaurantes La Mafia se sienta a la mesa, los supermercados E.Leclerc, el Hotel Princesa de Éboli, el restaurante La Capilla y Rotor Bike Components.

Patrocinadores

Colabora